Redes Sociales Digitales
Un hecho bastante conocido actualmente es que las redes sociales digitales se basan en la “Teoría de los seis grados de separación”.
Esta idea surgió del experimento de Stanley Milgram, a finales de la década de 1960, cuando se propuso demostrar que “el mundo era un pañuelo” y que todas las personas estaban conectadas entre sí (aunque no se conociésen) a través de las personas con las que se relacionaban. En su experimento, concluyó que dos personas sin aparente relación entre sí solo necesitan seis envíos sucesivos de una carta para hacer llegar un mensaje.
Esta idea atrajo a bastantes intelectuales y se convirtió en una leyenda.

Sin embargo, el concepto no experimentó un boom hasta la era del despegue de internet, gracias al actor Kevin Bacon. Bacon declaró en 1994 a la revista Première que había trabajado con cada de una de las personas propias de Hollywood, o con alguien que había trabajado con ellas. Al leer este comentario de Bacon unos estudiantes de Allbright College de Pensilvania (Estados Unidos) intentaron probar la teoría de Bacon e idearon un grupo de noticias en la Web, “Kevin Bacon es el centro del universo”, para tratar de resolver quién había trabajado con el actor.
Gracias a este inocente juego se descubrió que casi nunca se necesitaban más de seis personas para relacionar al actor con una o dos personas.
En 1996, Brett Tjaden, de la Universidad de Virginia, dio un paso más allá y elaboró el “Oráculo de Bacon” que permitía descubrir las conexiones entre personalidades de Hollywood y que sirvió para descubrir que la teoría de los seis grados era cierta.
Otros estudios más serios y con mayor fundamento sobre la idea, fueron realizados por el sociólogo Duncan Watts y Microsoft.
Watts explicó en su libro “Teoría de los seis grados” en 2003, que la mayoría de los individuos mantienen contacto directo con unas cien personas, contando familiares, amigos, compañeros de trabajo, etc… (Las personas con vidas sociales más activas pueden superar el centenar de contactos llegando a la cifra de 150 o 200). Si cada uno de los 100 contactos tiene al mismo tiempo otros 100 contactos, cada persona puede acceder a 10.000 individuos. Estos 10.000 contactos serían considerados de segundo nivel, ya que no solemos conocerlos de forma directa. En el tercer nivel, al estar nuestros conocidos de segundo nivel conectados con otras 100 personas, llegaríamos a estar conectados a un millón de personas, y así sucesivamente, hasta el sexto nivel, con el que podríamos estar conectados con cualquier persona del mundo.
Microsoft, por su parte, elaboró un estudio para conocer la interrelación de las personas a través de las herramientas de la web social, analizando el comportamiento de los 180 millones de usuarios de su programa de mensajería instantánea, Messenger. Los promotores del estudio llegaron a la conclusión de que, el 78% de los usuarios de la herramienta, estaban separados de otro usuario por una media de 6,6 grados, por lo que la “Teoría de los seis grados de separación” se demostraba una vez más como cierta.
Espero os haya gustado este post sobre redes sociales. Hasta la próxima.
En Virtual Web Estudio a tu disposición.