SEOEl impacto que Internet está produciendo sobre el conjunto de la economía es cada vez mayor.
En los sectores clásicos y modernos de la economía, la evolución del volumen de negocio generado online supera con mucho el crecimiento de los mismos sectores en la economía convencional.

La influencia de Internet es igualmente creciente sobre las decisiones de compra offline y es cada vez mayor el número de personas que consultan en Internet antes de decidir la adquisición de un producto (casi un 77%, según la Asociación para la Investigación en Medios de Comunicación de Febrero de 2011 a través de la Macroencuesta Navegantes en la Red).
Con estas referencias, los buscadores de Internet se posicionan en importancia como nicho de información para la amplia mayoría de usuarios de la red de redes. Podemos constatar que la gran mayoría de usuarios vinculan un buscador como página de inicio de los navegadores que usan y, por abrumadora mayoría, Google es el referente para todos.


La primera conclusión es la relevancia de que los listados de resultados son el primer punto de contacto entre los que ofrecen sus servicios y sus potenciales clientes/usuarios/demandantes.

Más datos. El ochenta por ciento de los usuarios de buscadores solo visitan los tres primeros resultados de una búsqueda y sólo el veinte por ciento dice haber llegado a la segunda página.

SEO


Con esto no es extraño que los entes con presencia deseada en Internet inviertan una parte cada vez mayor de sus recursos de promoción a conseguir que sus portales aparezcan entre los primeros resultados.
Y no de cualquier forma, sino para aquellas frases o expresiones con las que sus potenciales demandantes de servicios podrían realizar consultas en buscadores de Internet en relación a su oferta.

Existe mucho desconocimiento en cuanto al funcionamiento de los buscadores. Conocemos eso de “quiero estar el primero de Google” como si fuera algo inmediato, algo que se hace con una tecla.
El SEO ni es magia, ni son fórmulas secretas (más allá del algoritmo de Google). Es el resultado de un trabajo y que requiere tiempo. Podemos hacer nuestro SEO propio si aprendemos unos mínimos necesarios.

Virtual Web Estudio, diseñador web en Valencia, a tu disposición.