Las devoluciones en las tiendas online

Imaginemos que compramos un artículo en una tienda online y lo recibimos defectuoso o no es el que pedimos, ¿porqué tengo que pagar yo el coste de la devolución?.

Esta pregunta nos la hacemos todos cuando nos ocurre esta incidencia. Y aunque la ley del concumidor dice que el comprador debe hacerse cargo de los costes de la devolución a nosotros no nos gusta ese hecho.

Vale que me digan que si lo hubiése comprado en la tienda física de El Corte Francés me tocaría coger el autobús, coche o metro y pagármelo para realizar dicha devolución. Pero la verdad es que si lo compro en una tienda online me fastidia tener que pagar dichos portes, tener que ir a Correos o llamar a una mesajería y tener que pagar unos portes de más de 5€ (dependiendo del peso y la forma de envío) sin haber tenido yo la culpa.

De ahí la importancia del vendedor de tener unas políticas de devolución interesantes para el comprador.

Este tema lo abordaré desde dos puntos de vista: del comprador y del vendedor.

1.- Desde el punto de vista del comprador.

Al comprador no le gusta pagar las devoluciones que no sean por su culpa, por lo que o bien lo acepta de buen grado porque debe cumplir con la ley o bien puede decantarse por otras tiendas online en las que TODAS las devoluciones sean gratuitas aunque el precio del artículo sea algo mayor.

2.- Desde el punto de vista del vendedor.

Si el cliente ha recibido un artículo defectuoso o nosotros nos hemos equivocado en mandárselo ¿porqué no nos hacernos cargo de dicha devolución y así tendremos más contento al cliente?. De todas formas aunque en esa transacción no ganemos o perdamos un poco debido a esa devolución (por error nuestro o de nuestro proveedor), quizás hayamos fidelizado a un cliente que ha visto con buenos ojos nuestra política de devoluciones.

Claro queda, que lo que hay es conseguir que el cliente no nos devuelva NUNCA nada que sea por nuestra culpa. Otra cosa sería que el cliente se haya equivocado en su compra y tenga que asumir esos gastos de devolución.

Y ¿qué me decís de también hacernos cargo del importe de la devolución en caso de que el cliente no esté contento con su compra?, quizás a mi entender esto va más con las grandes tiendas online, aunque si en un pequeño comercio online podemos asumir dicha cantidad de devoluciones también sería una buena noticia para nuestros posibles clientes.

No lo dudes, si eres vendedor y puedes hacerte cargo el importe de la devolución HAZLO, tu cliente te lo agradecerá hoy y mañana.

Desde Virtual Web Estudio te agradezco que hayas llegado hasta esta línea de lectura y espero te haya servido la importancia de tener una buena política de devoluciones.