Factores de posicionamiento: el contenidoEl contenido es el elemento de mayor importancia para cualquier página web.
No importa lo sofisticados que se vuelven los buscadores o cuantos factores externos se agreguen a los algoritmos. Lo que es clave para los rankings es el contenido textual principalmente, junto al resto de contenidos que podamos ir añadiendo (imágenes, vídeos, etc …).

Cada página de una web es una potencial página final de visita para los usuarios provenientes de los buscadores. Por ello es esencial que en cada página tengamos las palabras claves más relevantes para esa página y que no las obviemos.

Es muy común que pretendamos querer que la página inicial de nuestra web consiga generar el 100% del tráfico total de la web, pero es mucho mejor distribuir la recepción de ese tráfico generado entre varias páginas o categorías que tengan una temática más específica. Es crucial que nuestro contenido no sólo sea amistoso con los motores de búsqueda, sino que también sea provechoso para los navegantes, para los usuarios de nuestra web, para nuestros clientes potenciales.

Hay una regla de participación en Internet que no debemos obviar. Cuando un usuario llega desde un buscador a una página y no encuentra el contenido que busca o lo que encuentra no es lo que esperaba, automáticamente cierra esa ventana y se vuelve al buscador. Por contra, si encuentra lo que busca y, además, le damos más información relacionada de valor, probablemente navegará por nuestra web.

Actualización de contenidos

La actualización de contenidos es factor referente en materia de posicionamiento.

Esta actualización de contenidos se manifiesta en una máxima que otorgamos al buscador referencia en Internet. Google trata los factores temporales a la hora de medir la actualización de una página de forma que cuanto más se actualiza el contenido de una página, mayor es la probabilidad de que el buscador la otorgue un punto extra positivo en el momento de construir los rankings.

Además, gracias a los nuevos sistemas de indexación, los robots de búsqueda son capaces de llegar a encontrar páginas a los pocos minutos de haber aparecido y ponerlas en buenos puestos de los resultados de búsqueda, de forma que si los navegantes entran en esta nueva página, el buscador la mantendrá o incluso subirá de puestos.

Así pues actualizar y añadir nuevos contenidos a nuestra web es fundamental para nuestro posicionamiento.

Veamos algunas formas para generar contenido nuevo, sin la necesidad de que nos ocupe mucho tiempo crearlo o actualizarlo:

a) Notas de prensa. Si disponemos de una agencia de prensa. Lo más interesante es que esas notas de prensa las situemos en una sección del sitio y así mantenemos esa sección con cierta frecuencia actualizada.

b) Preguntas frecuentes. Zona de contacto, la más habitual, donde pueden los visitantes añadir una serie de preguntas y respuestas habituales al llegar al sitio.

c) Blogs. Con relativa facilidad, con un sistema de blog podemos integrar contenido actualizado a nuestra web haciendo que parte del material que hay no sea estático y esté actualizado.

d) Directorios. Crear un pequeño directorio en el propio Portal web favorece que generemos contenidos temáticos y que enlacen a sitios de calidad, algo que valoran positivamente los robots de búsqueda.

Los buscadores aportan al navegante contenido relevante a sus demandas de información, por lo que las páginas que están enfocadas concretamente a una temática tendrán mejores posiciones en los resultados. Lo ideal es organizar la web de temas muy genéricos a temas más concretos, de forma que cuanta más profundidad tenga la web más concreta sea la temática que tratamos en los contenidos.

Contenidos actualizados no lo es todo

Si bien crear contenidos es necesario no es sencillo. Cuando hagamos un contenido, sobre todo de carácter textual, hay que tener muy claro qué es lo que queremos destacar del texto.

Hasta ahora se está hablando del concepto de “palabras clave”, pero cada vez más los usuarios de Internet que hacen búsquedas utilizan más palabras a la hora de realizar sus consultas, lo que indica que debemos cambiar. Sin abandonar el cuidado de las palabras claves, debemos poner especial atención en frases de búsqueda o conceptos.

Todo gira en torno al tipo de perfil que queremos conseguir atraer al sitio, ya que conociendo este perfil podemos prever cómo busca y por ende el lenguaje que va a utilizar.
Una vez tengamos los contenidos completamente redactados nos platearemos si dejamos todo como texto plano o marcando algunas palabras de alguna forma. Al repetir, con medida, las palabras y frases clave, es probable que el posicionamiento mejore en los buscadores.
Tenemos que asumir que cada buscador tiene sus propias fórmulas para calcular y encontrar resultados de búsqueda relevantes. Pero, en general, podemos catalogar de común la idea de que la disposición de palabras/conceptos y la intensidad de su aparición con respecto al volúmen total de texto redactado, influye en los resultados.

Situar ideas en el inicio de cada página favorece el entendimiento global de la página. El título y los metadatos forman parte de la información disponible en la cabecera de la página, pero si se tienen palabras al comienzo del contenido, esto será beneficioso también.

Recomiendo respetar el principio de que los conceptos aparezcan en intervalos regulares en el texto del contenido. Situemos cada dos o tres párrafos las ideas (palabras y frases claves) que estamos tratando.

Habiendo dicho esto, crear páginas pensadas solamente para los buscadores no es una buena idea. El texto de la página debe poder ser leído correctamente y debe persuadir al visitante a tomar una acción. Esto significa que si ves que incluir los conceptos no es posible es mejor no forzar y aplicar otro sistema que encuentres más conveniente.

Es importante recalcar una idea esencial:

  • Sentido común.

  • Fidelización.

  • Tráfico.

Hemos de lograr que los visitantes, una vez nos han descubierto, nos conviertan en su referencia y nos dejen acompañarles en su viaje por Internet el mayor tiempo posible.

Finalmente os dejo unas recomendaciones:1.- Incorporar un blog con artículos de calidad, originales, relacionados con el tema de la web y que aporten valor añadido. El contenido ha de ser relevante y de interés. Los textos deben de ser claros, concretos, llamativos y que incorporen palabras clave.2.- Longitud de los textos. Fijar esta longitud entre trescientas y seiscientas palabras. Si su extensión se sitúa fuera de estos márgenes, o son demasiado básicos o bien provocan la pérdida de interés de los lectores.3.- Recordemos que en Internet nos gustan los textos claros, concretos y amenos. Por ello, es conveniente separar claramente las distintas partes del texto mediante forma-teo de los textos. Además, el título del artículo tiene que llamar la atención, por lo que debemos utilizar un tamaño de fuente mayor. Añadir fotos, gráficos y otros elementos visuales también es muy recomendable.4.- Renovación de textos con frecuencia. De no ser así los usuarios irán perdiendo interés y el número de visitantes de nuestra página se reducirá gradualmente. Además, la variedad es muy apreciada por los rastreadores.5.- Estas actualizaciones deben responder a una lógica y a un calendario preestablecido. De poco sirve pasarnos un mes añadiendo artículos cada pocos días si luego estamos tres semanas sin aportar nada nuevo. Antes que hacer eso, lo mejor es, por ejemplo, poner un artículo nuevo cada semana.

Hasta aquí el nuevo post sobre los factores de posicionamiento. No ha sido un post muy ejemplar de como realizar una entrada en un blog, pero si no lo hubiése hecho así de largo no podría haberos explicado todo lo que os quería comentar.

En próximos post abordaremos la importancia de los ficheros Sitemap y el Robots.

En Virtual Web Estudio a tu disposición para realizar el diseño web o diseño de tiendas online en Valencia, o consulta para otra localidad de España.